Las nueces pecán o pecanas

nueces-pecan-o-pecanas

Las nueces pecanas o pecán son más nutritivas que las nueces convencionales. El origen de esta variedad que crece en árboles verdes y exhuberantes tiene lugar en ciertas zonas de México y Estados Unidos, y su fruto posee múltiples beneficios.

Entre los principales destacan que ayudan a perder peso, a mejorar la salud del cerebro, nos proporcionan mucha energía al organismo y lo protegen de enfermedades.

Composición de las nueces pecanas

propiedades-nueces-pecan

Entre su principal composición de este tipo de nueces se encuentran las proteínas, fibra, grasas saludables, aminoácidos, vitaminas A, B6, C, E y K, almidón y azúcares. Entre sus minerales destacan el calcio, cinc, hierro, manganeso, selenio, potasio y fósforo.

Beneficios de las nueces pecanas

beneficios-comer-nueces

Son muchos los beneficios que ofrece esta variedad de nuez. A continuación te explicamos algunos de ellos, ¡toma nota!

Ayudan a perder peso

A pesar de ser un alimento rico en grasas, son saludables y necesarias para una dieta balanceada. Es decir, tienen la grasa que se recomienda consumir a diario.

Este macronutriente se encarga de dejar a la persona satisfecha para que no sienta ansiedad ni ganas de comer una cantidad excesiva de carbohidratos después de un rato de la ingesta. Esto lo consigue porque controla el cortisol, la hormona encargada de mantener el peso del cuerpo.

Por otro lado, las nueces pecanas contienen mucho más del manganeso del que el organismo requiere a diario. Eso, sumado a la cantidad de fibra que poseen, colaboran de igual modo con la pérdida de peso.

Aportan energía

energia-nueces

Las nueces pecanas poseen suficientes cantidades de cobre, que estimula la producción de la energía metabólica del cuerpo. Asimismo, su compuesto de vitamina B favorece la producción de glóbulos rojos.

Previenen el estrés oxidativo

Quienes acostumbran a incluir nueces de esta variedad en su dieta diaria consiguen mayor inmunidad ante los daños que producen la contaminación y los problemas ambientales en nuestro organismo. Esto se debe a que las nueces pecanas contienen antioxidantes que favorecen el torrente sanguíneo durante las próximas 24 horas después de que se ingieran.

Mejoran la salud cardiaca

Otro de los beneficios que destaca es que sus componentes antioxidantes ayudan a disminuir el colesterol malo (LDL) y a prevenir enfermedades del corazón, especialmente las que resultan del estrés oxidativo.

Reducen las inflamaciones

nueces-antiinflamatorias

En el organismo muchas de las funciones están ligadas a inflamaciones que pueden ser reguladas con una dosis acertada de cobre y manganeso, componentes presentes en las nueces pecanas. Es gracias a ellos y a sus propiedades antiinflamatorias que se puede prevenir e incluso controlar los malestares ocasionados por la artritis, entre otras enfermedades.

Fortalecen los huesos y dientes

Este tipo de nuez contiene calcio, cobre, cinc y manganeso; su consumo favorece a las personas que padecen de osteoporosis (pérdida ósea), especialmente a las mujeres. Logran aumentar la densidad de los huesos y, dentro de lo posible, a disminuir su pérdida.

Ayudan en el desarrollo cerebral

nueces-memoria

La tiamina (vitamina B1), presente en estas nueces, contribuye al buen desarrollo de la capacidad cerebral, en especial en personas que han abusado de sustancias como el alcohol. Asimismo, el cobre que contiene ayuda a producir dopamina y galactosa, sustancias que aprovecha el cerebro.

Por otro lado, este alimento también favorece a las personas que sufran de demencia senil, epilepsia y Parkinson, debido a que el manganeso presente en estas nueces contribuye con las reacciones metabólicas, la comunicación entre las neuronas y la señalización cerebral.

Reducen los síntomas de la tensión premenstrual (TPM)

La TPM es un periodo previo a la menstruación en el que la mujer experimenta cambios de humor y calambres en el cuerpo. Gracias a sus minerales, el consumo de nueces pecanas durante estos días hace que ella se sienta un poco aliviada y menos incómoda.

Tratamiento de la diabetes

Algunas investigaciones científicas (aún en desarrollo) han demostrado indicios de que el manganeso en las nueces pecanas podría favorecer a las personas que padecen diabetes tipo II. Esto se debe a que ese componente estimula la secreción de insulina y hace que los pacientes toleren mejor la glucosa.

Reducen la presión arterial

presion-arterial

La vitamina E presente en las nueces pecanas posee una acción antioxidante que protege el corazón y disminuye el riesgo de padecer hipertensión, de modo que también ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y derrames.

Ayudan a la salud del cabello y la piel

Incluir regularmente las nueces de esta especie en la dieta diaria puede resultar muy beneficioso para la salud de la piel y del cabello, ya que sus antioxidantes, junto a la vitamina A y su compuesto de ácido elágico, ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y retrasan la aparición de las arrugas y signos. El cinc es otro elemento que ayuda a mejorar la apariencia exterior.

Por otro lado, el cabello también se ve beneficiado debido a que estas nueces ayudan a fortalecer sus raíces. Su alto contenido en hierro ayuda a prevenir la anemia, lo que a veces ocasiona la caída del cabello. Además, este tipo de nueces son utilizadas en métodos que combaten la calvicie en los hombres.

Salud de la vista

salud-vista-nueces

Las nueces pecanas contienen vitamina E, que es especial para combatir la degeneración ocular, pues evita que se desarrollen las cataratas.

Ayudan en la salud de la próstata

Las pecanas contienen esteroles que controlan los síntomas de la hiperplasia prostática benigna. Asimismo, gracias a su compuesto de beta-sitosterole y de gamma-tocoferol, ayudan a combatir las células cancerosas.

Diferencias entre las nueces y las pecanas

nueces-pecan

Aunque ambas son bastante beneficiosas para el organismo, cada una posee propiedades diferentes, especialmente en cuanto a las cantidades. Las nueces contienen una gran cantidad de vitamina B, mientras que las pecanas son ricas en cinc, potasio y vitaminas A, B y E. De igual modo, estas tienen mayor cantidad de fibra y azúcar que las nueces convencionales.

En cuanto a su consumo, ambas tienen buen sabor para ser ingeridas solas, pero en pastelería, las pecanas son las preferidas para ser caramelizadas. También pueden ser usadas en preparaciones al volverlas polvo o como relleno de algunos postres, cortadas para decoraciones, ensaladas, etc.