Las nueces y la diabetes

nueces-diabetes

Aunque no lo creas, los frutos secos como las nueces pueden ser importantes aliados para tratar la diabetes, por lo que los especialistas recomiendan el consumo en personas que padecen con esta enfermedad.

Mantener un control sobre la alimentación que incluya esta maravilla de la naturaleza sirve de apoyo para conservar en buenas condiciones el índice glucémico.

El consumo de nueces mejora significativamente la diabetes en aquellas personas con resistencia a la insulina o personas predispuestas a padecer esta enfermedad.

¿Cuál es la relación entre las nueces y la diabetes?

nueces-y-diabetes

Las nueces representan un gran alimento, ya que los hidratos de carbono son liberados de forma lenta permitiendo su asimilación sin ocasionar descontrol en la glucosa.

Tanto el estilo de vida como la dieta son elementos claves en la prevención de la diabetes, por esta razón es fundamental la clase de grasa consumida y no la cantidad total que ingiere la persona.

Estos frutos secos cuentan con una importante cantidad de grasas monoinsaturadas; especialmente las nueces, ya que se encuentran compuestas por ácidos grasos poliinsaturados, los cuales se habían relacionado a la disminución del riesgo de padecer diabetes tipo 2 y la resistencia a la insulina.

Las nueces son consideradas como el único fruto seco con una importante cantidad de ácidos grasos Omega-3 y de ácido alfalinolénico.

Por esta razón, se consideran como alimentos esenciales dentro de una dieta saludable para prevenir y luchar contra la diabetes.

También incrementan la capacidad de tu organismo para regular los niveles de glucosa, además las nueces contienen azúcares que son tolerados sin problemas por las personas con diabetes.

¿Qué recomiendan los expertos?

Los nutricionistas recomiendan consumir a diario 3 nueces para ayudar a prevenir la aparición de la diabetes tipo II, y también para disminuir la posibilidad de que se generen otra clase de enfermedades degenerativas o crónicas.

Si no estás acostumbrado al consumo diario, las puedes preparar en algunas recetas. Por ejemplo, una deliciosa crema de verduras y añadir de topping unas pocas nueces sería una opción interesante en cuanto a sabor y textura.

También las puedes incluir en pastas y ensaladas, postres libres de azúcar, etc.

Incluir las nueces dentro de una dieta equilibrada te ayudará a tener mejor calidad de vida y evitar complicaciones relacionadas con la diabetes.

Eso sí, ya se sabe que todo en exceso es malo, así que pese a encontrarnos con un alimento maravilloso, conviene no abusar de él.