Las nueces de California

las-nueces-de-california

Caracterizadas por una agradable textura crujiente, las nueces de California son consideradas como un alimento delicioso y bastante completo. Este tipo de fruto seco se produce principalmente en California Waltnut Comisión, de donde se distribuyen toneladas para ser exportadas a otras regiones del mundo.

Provienen directamente del árbol del nogal, que forma parte de las juglandacaeas. Veamos a continuación cuáles son los principales beneficios de estas delicias naturales.

Beneficios

Este tipo de nueces destacan por sus importantes cantidades en antioxidantes, que sirven para proteger el sistema inmunitario. El consumo frecuente fortalece el desarrollo de dientes, huesos y órganos. Podrás mantenerte más saludable y disminuir la posibilidad de producirse cuadros víricos.

Ingerir en cantidades adecuadas esta clase de fruto seco ayuda a mantener la piel más uniforme, tersa y suave al tacto. También es una excelente opción para preservar el brillo natural del cabello.

Esta clase de nueces contienen vitamina B1, que estimula significativamente la asimilación de glucosa, además de fortalecer la musculatura. Las nueces de California también contienen vitaminas del tipo B6, las cuales benefician el cerebro y aumentan la producción de anticuerpos.

Contienen ácidos Omega-3 y Omega-6, que sirven para disminuir el colesterol y evitar que se pegue a las arterias y venas. Por esta razón, los especialistas recomiendan las nueces de California en pacientes o personas con obesidad, ya que tienen altas probabilidades de padecer un infarto de miocardio.

Nueces ricas en proteína

nuez-de-california

Las nueces de este tipo son altas en proteínas, que sirven para hacer frente a diversas enfermedades cardiovasculares. También son ricas en selenio y melatonina, excelentes para la prevención de enfermedades crónicas.

El consumo adecuado, junto con una alimentación equilibrada, sirve para reducir los niveles hipertensivos, el colesterol alto y la glucosa en sangre.

Otros minerales y vitaminas en estas nueces son el fósforo, ácido fólico, cobre y magnesio; le aportan al organismo ciertas proteínas, principalmente arginina, esencial para atacar las enfermedades de tipo cardiovascular.

Como podrás ver, esta variedad natural cuenta con un elevado valor nutricional y protegen la salud de nuestro organismo; por eso el consumo ha ido incrementando de manera significativa en los últimos años, principalmente en aquellas personas dedicadas a diversas actividades deportivas.

Por todo esto, te recomendamos incluirlas dentro de la alimentación diaria en combinación con otros alimentos equilibrados. Puedes añadirla en ensaladas, cremas, postres, platos salados, etc.