Las nueces y el colesterol

nueces-colesterol

Aunque el colesterol es fundamental para nuestro organismo, el exceso puede ocasionar problemas en las arterias, formando placas de ateroma y complicando el flujo de la sangre. En las personas con colesterol elevado en sangre (hipercolesterolemia) lo más recomendado es llevar una dieta equilibrada y tener un control médico, alimentación que incluye nueces y el colesterol se reduce.

La mayoría de nutricionistas utilizan el consumo de frutos secos como una excelente herramienta para el control del colesterol, pero siempre aclarando que el consumo debe ser consciente, ya que ingerir de forma excesiva este alimento natural puede generar resultados negativos.

La energía de las nueces

colesterol

Debido a la elevada carga energética, durante mucho tiempo se ha limitado el consumo de estos frutos secos. Pero esto puede cambiar actualmente ya que el consumo de este poderoso ingrediente natural ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos y colesterol.

Una porción importante de grasas en este fruto seco es alta en grasa poliinsaturada y monoinsaturada, que son beneficiosas. Además, cuentan con poca cantidad de grasas saturadas que hacen aumentar el colesterol.

Particularmente las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas ayudan a disminuir el colesterol malo (LDL), además de reducir los niveles de lípidos en el torrente sanguíneo. Los frutos del árbol del Nogal tienen una alta capacidad para disminuir el colesterol.

Al igual que el resto de frutos secos pueden conservar saludables los vasos sanguíneos gracias a los ácidos grasos poliinsaturados.

Cantidad de nueces ideal a consumir

las-nueces-y-el-colesterol

Consumir a diario aproximadamente 45 g de nueces (un puñado) podría disminuir significativamente el peligro de padecer alguna enfermedad cardíaca. Solamente debes asegurarte de combinar muy bien estos frutos secos con el resto de la alimentación, es decir, incluye este fruto en cantidades apropiadas dentro de una dieta equilibrada.

Estos frutos secos también aportan otro beneficio: ayudan a disminuir el riesgo de producirse un accidente cardiovascular, problema en el organismo más allá de disminuir el colesterol.

Si bien es cierto que no se conoce exactamente la forma en que las nueces favorecen el perfil lipídico, el elevado contenido de ácidos grasos α-linolénico y linoleico, esteroles vegetales y polifenoles probablemente sean los responsables en esta significativa mejora del perfil lipídico.

Podemos destacar que estos nutrientes contienen importantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, las cuales probablemente interfieren en la absorción del colesterol.

La fibra presente en las nueces también sirve para reducir el colesterol, además de la mezcla de ácido elágico y resveratrol dentro de estas ayudan a mejorar la función celular, disminuyendo el desarrollo de colesterol malo (LDL) y evitando así la acumulación de este en las arterias.